Jurisprudencia 29 Septiembre 2016

Grecco, , Sergio c/SOCIETE AIR FRANCE s/Pérdida de equipaje

Pérdida de equipaje - Daño moral

JUZGADO CIVIL Y COMERCIAL FEDERAL 11

(Trans aéreo/pérdida/ Greco) Secretaría Nro. 22

Causa Nro. 8197/08 “GRECO SERGIO ALEJANDRO C/ SOCIETE AIR FRANCE SOCIEDAD ANONIMA Y OTRO S/ PERDIDA/DAÑO DE EQUIPAJE”

Buenos Aires, de septiembre de 2.016.

Y VISTOS:

Estos autos para dictar sentencia, de los

RESULTA:

I) Que a fs. 113/21 se presentó por su propio derecho el Sr. SERGIO ALEJANDRO GRECO e inició demanda contra SOCIETE AIR FRANCE SOCIEDAD ANONIMA y contra TRUESTAR SECUREBAG por el cobro de la suma de U$S 6.305 o lo que resulte de la prueba a producir, con más sus intereses y costas.
Expuso que había pactado verbalmente que el día 19.01.08 debía presentar en el Club Apollon Lamsol de que la Isla de Chipre, al jugador de futbol Sebastián Darío Carrizo, toda vez que se desempeña como Manager deportivo desde el año 1997, efectuando a tal fin, una reseña de sus antecedentes laborales.

Agregó que el vuelo contratado con AIR FRANCE, fue el N° AF415, con el que arribó a Paris, y luego de 5 horas de espera, realizó la conexión con el aeropuerto de Lárnaca en Chipre, por CYPRUS AIRWAIYS. Aclaró que este tramo, no figuraba detallado en el itinerario, aunque fue contratado también a través de AIR FRANCE.
Manifestó que también contrató el servicio de SECUREBAG, lo que implicó la entrega de una póliza de seguro por pérdida o daño de equipaje, que se encuentra sujeta a que la aerolínea haya indemnizado al beneficiario por el daño o pérdida de equipaje.

Indicó que al llegar a destino, le informaron que el equipaje no había sido embarcado en Buenos Aires, por lo que procedió a realizar la denuncia respectiva ante la Oficina de AIR FRANCE en Paris y en Chipre.
Reseñó los inconvenientes padecidos y el tiempo perdido, indicando que tuvo que realizar compras de ropa y de artículos de aseo personal.

Se refirió a los trámites que hizo ya en Buenos Aires ante la oficina de AIR FRANCE, en los que detalló los efectos perdidos. Imputó responsabilidad a la transportista y precisó su reclamo en U$S 1.905 por daño emergente, U$S 2.000 por daño moral y U$S 2400 por garantía de SECUREBAG. Fundó en derecho su pretensión y ofreció prueba.

A fs. 123 informó que TRUESTAR SECUREBAG S.A. es un nombre de fantasía, solicitando se enderece la acción contra SINAPSIS TRADING ARGENTINA S.A.

II) Que a fs. 140/41 contestó la demanda por apoderado SOCIETE AIR FRANCE S.A., solicitando su rechazo, con costas.

Efectuó la negativa de los hechos expuestos en el escrito de inicio, salvo los que reconoció expresamente.

Expuso que la Cyprus Airways fue la última línea aérea a cargo de la traslación del equipaje, existiendo dos contratos de trasporte separados: el primero con AIR FRANCE, y el segundo, con Cyprus Airlines, sosteniendo que conforme a la legislación aplicable, se debe reclamar el resarcimiento a esta última empresa, por ser la que tenía a cargo la entrega del equipaje en el destino final.
Rechazó los rubros que componen la indemnización peticionada y solicitó la aplicación de la limitación de la responsabilidad. Finalmente, ofreció prueba.

III) A fs. 146 se declaró la rebeldía de SINAPSIS TRADING S.A.; a fs. 165/72 se presentó SINAPSIS TRADING ARGENTINA S.A. e inició un incidente de nulidad de la notificación de la demanda; a fs.183/84 fue desestimado este planteo y se dispuso el cese de la rebeldía; a fs. 268 fue ratificada esta resolución por la Sala III de la Excma. Cámara del fuero; a fs. 275 se abrió la causa a prueba; a fs. 375 se dictó la providencia del art. 482 del C.P.C.C.; a fs. 389/90 alegó la parte actora; a fs. 391/92 alegó SOCIETE AIR FRANCE S.A.; a fs. 394 se llamaron autos para dictar sentencia y a fs. 399/401 se hizo saber la prórroga concedida para dicho acto por la Excma. Cámara del fuero. Y

CONSIDERANDO:

1) Que no se controvierte en autos el contrato de transporte aéreo que celebró el Sr. SERGIO ALEJANDRO GRECO con SOCIETE AIR FRANCE S.A., en virtud del cual, se trasladó desde Buenos Aires hasta Chipre con escala en Paris, el 19.01.08. Tampoco, que no le fue entregada la valija despachada con sus efectos personales.
Resta agregar, que el tramo entre Paris y Chipre, si bien fue cumplido por la empresa CYPRUS AIRWAYS, se contrató en definitiva, con AIR FRANCE S.A., tal como surge de la documentación agregada a fs. 73 y de la nota de fs. 137, donde la transportista admitió que facturó el equipaje del Sr. GRECO hasta Lárnaca en Chipre, de modo que asiste razón al actor cuando sostuvo en el escrito de inicio, que el contrato fue celebrado con la mentada empresa.

De todos modos y a mayor abundamiento, es sabido que cuando intervienen diversos transportadores sucesivos y existe acción que ejercer en el caso de equipajes o mercancías, se reconoce la posibilidad de recurrir ante el primer transportador y el que en definitiva haya efectuado el transporte en cuyo trayecto se haya perdido el equipaje, toda vez que ambos responden solidariamente respecto al expedidor y al destinatario (cfr. art. 30, inc. 3° de la Convención de Varsovia de 1929; CNCCFed, Sala I, causa 1614/99 del 27.11.01; ídem causa “P., P. y otro c. Air France”, de 27/11/2001,publicado en: LA LEY 2002-D , 954 cita online: AR/JUR/937/2001). Por ello, no resulta atendible el argumento intentado por la emplazada en su contestación de demanda.

2) Que como quedó expuesto, de la documentación aportada por SOCIETE AIR FRANCE S.A., surge que se facturó el equipaje hasta el destino final, Lárnaca, Chipre, y esta empresa, ofreció un cheque al actor por la suma de $ 1.781 por los daños padecidos (cfr. fs. 137).
Interesa precisar, que si bien el actor desconoció a fs. 145 dicha documentación, en su alegato de fs. 389/90, hizo mérito del ofrecimiento realizado de $ 1.781, por lo que concordemente con los demás elementos incorporados al proceso, se debe admitir la eficacia probatoria que surge de aquella prueba.

En consecuencia, estando reconocida la pérdida del equipaje y el ofrecimiento indemnizatorio a los fines conciliatorios, cabe concluir que la responsabilidad por el daño, ha sido asumida tácitamente por la transportista (cfr. CNCCFed., Sala III, in re “Berry de Cullen, Harriet M.M. c/ Compañía Real Holandesa de Aviación” del 06.12.91).
Es así que corresponde tener por acreditado el incumplimiento del transportista quedando solo por dilucidar la indemnización a la que tiene derecho el Sr. GRECO, conforme se determinará a continuación.

3) El daño emergente reclamado, está conformado por la vestimenta, la valija y demás elementos perdidos que se encontraban en el interior de la maleta, cuyo valor se desea recuperar.

Procede ponderar -tal como ha resuelto reiteradamente la Excma. Cámara del fuero-, que en atención a las notorias dificultades que entraña la demostración de los artículos de uso personal contenidos en bultos cerrados - como es la valija- se debe aplicar, porque la prudencia así lo aconseja, un criterio dotado de cierta amplitud al sopesar la prueba del daño, pues la prueba directa es difícil e infrecuente, más la de presunciones, adquiere particular relevancia (cfr. Sala II, causa N° 8479/92 del 24.02.95 y sus numerosas citas).

En efecto, admitido el extravío de la maleta durante el lapso de la relación contractual en que la custodia incumbía a la demandada, aunque no se haya acreditado el contenido de aquélla, el pasajero tiene derecho a ser indemnizado ya que no es razonable pensar que el bulto perdido carecía de valor (cfr. CNCCFed., Sala II, causa N° 8479/92 del 24-02-95).

Por lo tanto, teniendo en cuenta lo manifestado precedentemente y la prudencia con la que se debe ejercer la facultad reconocida por el art. 165, 3er.párr., del C.P.C.C, se fija por dicho concepto la suma de $ 20.000.

4) En cuanto al daño moral reclamado, se debe recordar el carácter resarcitorio que cabe asignarle y la posibilidad de que sea reparado en los incumplimientos contractuales de acuerdo a la índole del hecho generador de la responsabilidad y demás circunstancias del caso (cfr. art. 522 del Código Civil y art. 1738 y 1741 del Código Civil y Comercial).

No existe duda que el referido incumplimiento tuvo entidad suficiente para ocasionar una mortificación espiritual al pasajero, pues, la falta de entrega de elementos y bienes personales al culminar un viaje configura una situación desagradable equiparable al hurto o robo de lo propio. El tiempo que insumieron las gestiones (perdido), tendientes a efectuar los reclamos, ha sido considerado con entidad suficiente (significación) como para merecer, por sí mismo, un resarcimiento por el concepto que nos ocupa, pues es un daño cierto y no meramente conjetural. (cfr. CNCCFed., Sala II, causa N°8460/95 del 12-09-96).

En síntesis, la pérdida de los efectos personales tiene trascendencia suficiente para frustrar, en gran medida, el viaje del pasajero, y merece un resarcimiento por el concepto en análisis. Por ello, estimo procedente este capítulo de la demanda, que fijo en la suma de $ 15.000.

5) En cuanto a la demanda iniciada contra SINAPSIS TRADING ARGENTINA S.A., cabe recordar, que la falta de contestación de la demanda (cfr. fs. 146), configura una presunción favorable a la pretensión del actor, pues dicho silencio puede estimarse como un reconocimiento de la verdad y de los hechos pertinentes y lícitos a que se refiere (cfr. art. 356, inc. 1ro. del C.P.C.C.; CNCCFed., Sala II causa 11085 del 11.07.96). Obviamente, ese silencio se debe apreciar atendiendo a las circunstancias del caso y a lo que resulta de los elementos de juicio incorporados a la causa (cfr. CNCCFed., Sala I, causas 1600 del 18.06.91; 3447 del 23.08.85, entre otras).

Respecto a los documentos que se le atribuyen, cabe tenerlos por reconocidos, sin que sea necesario diligenciar medidas de prueba sobre el punto.

En consecuencia, corresponde admitir la vigencia del seguro contratado y la responsabilidad asumida por la cobertura del siniestro que nos ocupa; empero, ponderando los términos de la póliza de seguro agregada a fs. 71, corresponde tener en cuenta que la indemnización a cargo de esta empresa queda sujeta a que la suma de U$S 2.400 (suma máxima asegurada), no supere a lo abonado por la compañía aérea a título de resarcimiento, y que la suma de ambas indemnizaciones, no excedan la referida suma máxima. Entonces, esta circunstancia, implica que la obligación resarcitoria complementaria de la aseguradora, se determinará finalmente en la etapa de ejecución de sentencia.

6) Que la demanda prosperará, entonces, por la suma total del $ 35.000 con más los respectivos intereses según la tasa que percibe el Banco de la Nación Argentina en sus operaciones de descuento a 30 días, los que se computarán a partir de la presentación del formulario de reclamo respectivo hasta su efectivo pago. Dicha suma, quedará sujeta a la limitación de responsabilidad establecida en el Convenio de Varsovia modificado por el Protocolo de Montreal de 1975, N° 3, que coincide sustancialmente, con el art. 22, inc., 2° del Convenio de Montreal de 1999, que no se encontraba vigente para nuestro país en la fecha de producción del daño, debiéndose aclarar, que dicha limitación se extenderá sobre el capital de la condena pero no sobre sus intereses y las costas del juicio (cfr. CNCCFed., Sala III, causa 2065/98 del 05.05.05 y sus citas).

En mérito a las consideraciones que anteceden,

FALLO:

1) Haciendo lugar a la demanda iniciada por el Sr. SERGIO ALEJANDRO GRECO. En consecuencia, condeno a SOCIETE AIR FRANCE S.A. y a SINAPSIS TRADING ARGENTINA S.A. (ésta última en la medida del seguro contratado; cfr. considerando 5), a pagar al actor la suma de $35.000, con más sus intereses y en las condiciones establecidas en el considerando 6) con las costas del proceso (art. 68 del C.P.C.C.). Para ello, se fija el plazo de 10 días hábiles.

2) Ponderando la extensión, mérito y eficacia de la tarea desarrollada, el monto por el cual prospera la demanda con sus intereses y las etapas cumplidas, regulo los honorarios de la Dra. ELIZABET TAMARA OSAN en la suma de PESOS QUINCE MIL ($15.000); los del Dr. EDUARDO T. COSENTINO en la suma de PESOS DOS MIL OCHOCIENTOS ($2.800); los de Dr. GUALTERIO TRUPPEL, en la suma de PESOS ONCE MIL ($11.000) y los del Dr. NEOREN FEDERICO FRANCO en la suma de PESOS CUATROCIENTOS ($400); (arts. 6, 7, 9, 10, 19, 37 y 38 de la Ley 21.839, modificada por la Ley 24.432).

Por el incidente resuelto a fs. 183/4, regulo los honorarios de la Dra. ELIZABET TAMARA OSAN en la suma de PESOS MIL ($1.000) y los del Dr. MARCELINO AGUSTIN CORNEJO, en la suma de PESOS MIL DOSCIENTOS ($1.200); (cfr. art. 33 y cits. del mencionado arancel).

Regístrese, notifíquese, también a la Mediadora interviniente y, oportunamente, ARCHIVESE.

 

Buscador Sitio Web

Compartir

Noticas más leidas

ArtículosEl Derecho del Consumidor y las Agencias de Viajes.

El derecho del Consumidor y las Agencias de Viaje. Perspectivas y Previsiones frente al cambio. Publicado en "Derecho del Turismo", Edt. Fundación Universitaria. Autora: Karina Barreiro

15 Noviembre 2006

ArtículosEl contrato de hospedaje y la responsabilidad de consumo

Comentario al fallo "Onnorato, Viviana c/LLao LLao Resorts". La Cámara Comercial responsabilizó al hotel por las quemaduras sufridas por una menor al ser higienizada por su madre en el cuarto del hotel.

25 Octubre 2012

ArtículosLa responsabilidad de las agencias organizadoras de viajes frente al viajero por el incumplimiento al deber de informar

Análisis de la responsabilidad del organizador y del intermediario de viajes por la obligación de brindar información al viajero. Comentario al fallo "Chiapetta c/Iquique EVT"

28 Octubre 2008

ArtículosResponsabilidad de las Agencias de Viajes

El artículo analiza el ordenamiento vigente en relación a la responsabilidad de las agencias de viajes

21 Junio 2016

ArtículosLa responsabilidad de la agencia de viajes ante la quiebra de la aerolínea

Producida la quiebra de Air Comet, la Cámara Comercial ha condenado a la agencia de viajes a abonar a dos pasajeros los daños derivados de la imposibilidad de utilizar los tickets aéreos adquiridos a través de ella.

27 Abril 2016